DIY Siempre primavera con flores de crochet

Que las flores de crochet son algo sencillo de hacer es indiscutible, pero lo mejor es que hay miles de patrones y formas de hacerlas. Estas flores se pueden utilizar para un montón de cosas y hoy os voy a enseñar para qué las he usado yo últimamente.

Hace un montón de años mi hermana trajo a casa dos hojitas en un vasito de yogurt, lo había plantado ella en el salón del manga de Jerez, no pensábamos que fuera a sobrevivir, pero lo hizo y a las pocas semanas mi padre trasplantó las hojitas a una maceta, en muy poco tiempo creció muchísimo y poco a poco fue poblando el patio de mis padres. Hace un par de años me traje para mi piso una de estas macetas, y ahora ya son cuatro o cinco.

La planta es un cóleo, tiene las hojas de un color muy bonito, y cuanto más luz le da más intensidad tiene el tono rosa/morado del centro de sus hojas. Si le da suficiente el sol, y el clima es bueno le pueden salir flores, pero al mío nunca le han salido, hasta hoy 😀

Tengo tres macetas de esta planta en la ventana de mi cocina y he decidido que necesitaban un toque un poco más primaveral, así que aquí os traigo un tutorial muy sencillo que cualquiera que sepa un poquito de crochet o que quiera aprender puede hacer en un ratito.

Antes de las flores de crochet
Antes de las flores de crochet

Materiales

  • Hilos o lanas para hacer crochet, yo he usado natura de dmc.
  • Aguja de crochet del número que se necesite para el hilo o lana elegido.
  • Palitos de pinchitos de madera.
  • Pistola de silicona o cualquier otro tipo de pegamento transparente que tengáis por casa.
  • Opcional: Pintura verde, yo he usado pintura de uñas verde porque así al regar las plantas los palos no se despintarán. También se puede usar pintura acrílica o simplemente dejarlos color madera.

Paso a paso

Paso 1: Pintar

Si os decidís a pintar los palos de pinchitos, lo más sencillo es clavarlos en alguna superficie estable, como una esponja, una maceta que esté vacía o algo similar y pintarlos.

Paso 2: Crochet

Mientras se seca la pintura, hay que empezar a hacer flores de crochet, de los colores que queráis y siguiendo los patrones que más os gusten. (Por internet, en raverly, o en libros podéis encontrar un montón de patrones de flores gratuitos).

También podéis añadir a vuestras macetas bichitos e insectos, yo he puesto en mis macetas un par de mariposas, podéis encontrar el patrón aquí.

Flores de crochet
Flores de crochet

Paso 3: Pegar

Para pegar, calentamos la pistola y cuando este lista ponemos una pequeña cantidad de silicona en la parte de atrás de la flor, colocamos el palito con cuidado, asegurándonos de que queda en el sitio que queremos, y dejamos que se seque.
¡Ojo! Si habéis pintado los palitos, antes de pegar debéis aseguraos bien de que ya están secos. Si usáis pintura de uñas en un par de minutos estará listo.

Para darle un toque diferente a las flores, en algunas he pegado una flor pequeñita encima de otra flor más grande. De nuevo, esto es cuestión de gustos, así que haced pruebas y quedaros con la que más os guste.

Pegando flores
Pegando flores
Pegando el tallo a las flores
Pegando el tallo a las flores

 

 

Paso 4: Alegrar nuestras macetas

Una vez que ya hemos terminado, y que la silicona está seca, solo nos queda colocar las flores de crochet (y bichitos) en las macetas.

Flores acabadas
Flores acabadas

Así que después de una tarde haciendo unas cuantas flores, tres mariposas, pintando y pegando palitos, este es el nuevo aspecto de la ventana de mi cocina.

Resultado macetas con flores
Resultado macetas con flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *