Olek en Sevilla, arte y polémica

El próximo siete de Noviembre en la galería Delimbo podremos disfrutar de la exposición “Santa Agatha, la torera”, la primera exposición de Olek en Sevilla y esperemos que no sea la ultima.

La artista polaca, que ya lleva en Sevilla un tiempo preparando la exposición, decidió el 31 de Octubre vestir de crochet el Monumento al Cid Campeador, que está junto a los jardines del prado.

El Cid de crochet.  Foto de Laura Calvarro
El Cid de crochet. Foto de Laura Calvarro

Este tipo de acciones ya se ha llevado a cabo en otras ciudades como Nueva York o Londres, y no estoy segura de si la polémica que han causado en esas ciudades ha sido la misma que en Sevilla

En primer lugar se habló de que el monumento que Olek cubriría de crochet sería el de San Fernando en la Plaza Nueva, pero en cuanto esto apareció en los medios de comunicación empezaron a llover las quejas y los comentarios de algunos sevillanos diciendo que esto no era arte y que no se debía permitir.

Así que supongo que por eso al final el monumento que ha tenido el honor de ser decorado ha sido el Cid Campeador, pero obviamente la polémica no iba parar aquí.

En distintos periódicos digitales pueden leerse comentarios de tan mal gusto como estos:

El Cid, Babieca y Tizona no se merecen un disfraz digno de los Seat 850 cuando le ponían los cojines bordados por Su Eminencia.(ABC Sevilla)

Esta iniciativa o acción es similar a la que hacen las abuelitas en nueva york en invierno: visten a sus perros de la forma más estrafalaria.(ABC Sevilla)

Pero no deja de ser la “VIOLACIÓN” de una obra de arte por parte de la artista en colaboración con la autoridad. El País

Pues que me va a parecer, una mamarrachada y una catetada. ¿Esa es la manera que tenemos de rendir honores y pleitesía a nuestros héroes?, ¿humillándolos?, es indigno ponerle el traje ese de mamarracho al Cid. (ABC Sevilla)

Supongo que estas personas que escriben maravillas de una acción tan inocua como esta, son expertos en arte y en restauración de ahí su preocupación por el daño que pueda provocar a la escultura.

Espero que esos mismos también se quejen del olor que tiene la ciudad en feria debido a los caballos que van por el carril bici, o al tráfico caótico con el que tenemos que lidiar todos cada vez que hay partido del sevilla o del betis, o a no poder ir por algunas calles porque las aceras están llenas de gente bebiendo y tirando basura al suelo.

Estoy convencida de que estos comentarios habrían sido menores si la estatua del Cid llevase ahora la camiseta del betis o del sevilla.

En fin, esperemos que este tipo de cosas no impidan a Olek ni a otros artistas repetir este tipo de acciones en Sevilla, una ciudad plagada de tradiciones  y fanáticos de fútbol, donde las personas que tenemos otro tipo de inquietudes parece que hacemos mal al resto con unas agujas de crochet y un poco de lana.

Y desde aquí le doy mi enhorabuena a Olek y a todo su equipo por el gran trabajo que han realizado, espero poder pasarme este fin de semana por Delimbo para ver la exposición.

 

 

2 comentarios en “Olek en Sevilla, arte y polémica

  1. Hola!!! yo hasta hace un año vivia en Sevilla, y estoy deacuerdo contigo!! manda narices que la gente diga esas cosas! ademas es que es verdad que si le hubieran puest la camiseta del betis o el sevilla la gente no diria nada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *